¿Quienes somos? – CBVF | Bomberos de Floridablanca
quienes-somos
MISIÓN

Garantizar a la comunidad de Floridablanca el servicio público esencial de manera eficiente, oportuna e ininterrumpida con los más altos estándares de calidad para la atención de la Gestión del Riesgo contra incendio, rescate, materiales peligrosos.

VISIÓN

Ser reconocido como uno de los Cuerpos de Bomberos más idóneos del País, representado en nuestro talento humano, infraestructura, equipamiento y herramientas tecnológicas que respalden de manera segura las labores propias que demanda el servicio público esencial encomendado.

VALORES
  • Solidaridad: Somos sensibles a la realidad que nos rodea, a las necesidades de la comunidad y somos capaces de salir de nosotros mismos para actuar en favor de estos.
  • Disciplina: Organización y método hacen parte de nuestra cultura.
  • Servicio: Nuestra prioridad, es calidad, oportunidad y disposición en la prestación del servicio.
  • Compromiso: Exaltado en el cumplimiento de cada una de las funciones y responsabilidades asignadas.
  • Respeto a la Dignidad Humana: Reconocer sus limitaciones y no vulnerar sus derechos ni los de otros.
  • Integridad: Honestidad y rectitud en el comportamiento en todos los escenarios.
  • Excelencia: Nuestra motivación ser cada vez mejores.
RESEÑA HISTÓRICA

El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Floridablanca nace mediante Acta de Constitución el día 16 de mayo de 1996, fecha en la que en el Auditorio de la Casa de la Cultura de Floridablanca “La Piedra del Sol”, se reunieron un grupo de veintisiete (27) ciudadanos que se constituyeron como los fundadores de la Institución Bomberíl. Allí se tomaron de forma unánime las siguientes decisiones: conformar la Asociación Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Floridablanca; y la elección de los miembros de la Junta Directiva, a quienes se les encargaría la tarea de ir organizando los Estatutos para adelantar posteriormente los trámites necesarios para la obtención de la personería jurídica.

Días despues, el 25 de mayo de 1996 en el Auditorio de la “Hermandad de los Nazarenos” de Floridablanca, se aprobaron los Estatutos de la Asociación, con la delegación a los miembros de la Junta Directiva de presentarlos para registro ante la Cámara de Comercio de Bucaramanga, lo cual aconteció el 13 de junio de 1996, adoptándose la razón social “Asociación Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Floridablanca”, y cuyo objeto social se conformaba de estas actividades: “A. Prevenir desastres por fuego, inundaciones y emergencias que universalmente competen a los bomberos. B. Actuar en la extinción de incendios. C. Colaborar, cuando así lo requieran ante las autoridades judiciales en el esclarecimiento de siniestros provocados. D. Capacitar a los miembros de bomberos y a la comunidad para que prevengan de cualquiera que sea origen y eventualmente estar en capacidad de colaborar para su prevención. E. Procurar obtener recursos de entidades oficiales y privadas para la compra de vehículos y equipos idóneos para cumplir con su misión. F. Realizar actividades comerciales, recreativas, culturales o deportivas que le permitan obtener recursos para su funcionamiento. G. Colaborar con las autoridades municipales en actividades tendientes a velar por la vida, integridad y bienes de los florideños”.

La designación de primer Comandante recayó en la señora Isaura María Vargas Rugeles, quien al año siguiente sería sustituida por el señor Foción Saavedra Torres.

La consecución de recursos para el sostenimiento de la naciente Institución Bomberíl se hacía acudiendo a la buena voluntad de los ciudadanos florideños a quienes se llegaba puerta a puerta procurando de ellos las contribuciones voluntarias que les naciera entregar. Posteriormente, se acudió a cartas personalizadas en las que se hacía una solicitud escrita a los ciudadanos de buen corazón para luego ser visitados en procura de su loable donación.

Teniendo ya conformado el Cuerpo de Bomberos un informal sistema de recaudos, era necesario acometer la debida preparación y capacitación en los temas de atención de emergencias, razón por la cual se acude en ese entonces al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Piedecuesta, quienes en procura de dicho cometido dictan unos cursos básicos en manejo de extintores, mangueras, comportamiento del fuego y demás. Así mismo, en el año 1998 también el Cabo Luís Hernando Rodelo, adscrito al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Barrancabermeja dictó algunas capacitaciones al personal de nuestra Institución Bomberíl. Para esa época aún no contábamos con los elementos adecuados para la atención de emergencias y tampoco se disponía de ningún tipo de vehículo.

El 26 de Julio de 1999, en cumplimiento de lo estatuído por la Ley 322 de 1996, la Gobernación de Santander le concede Personería Jurídica al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Floridablanca a través de la Resolución número 5917 y en la que se aprueban los Estatutos de la Institución (9 capítulos y 43 artículos), se reconocen e inscriben Comandante, Subcomandante, Presidente, Vicepresidente, Representante Legal, Tesorero, Revisor Fiscal y Secretario, todos estos por un término de dos (2) años.

Alrededor del año 2000 y dada la carencia de vehículos se realiza un convenio con Bomberos de Piedecuesta, quienes ponen a disposición de Bomberos Floridablanca dos de sus funcionarios y un vehículo para la atención de emergencias, por lo que para la época se debía pagar una suma mensual que oscilaba entre el millón y el millón doscientos mil pesos.

Desde su creación en el año 1996 hasta el año 2000 la Institución Bomberíl funcionó en una pequeña oficina ubicada en un segundo piso en las inmediaciones del Parque Principal de Floridablanca; hasta que en agosto 12 del 2001, luego de surtidas una serie de negociaciones para con el entonces Alcalde Municipal de Floridablanca, Dr. Frank Giovanni González Mejía, se hace entrega de las extintas instalaciones del Taller Municipal de la Secretaría de Obras Públicas Municipales para que sirviera de sede al Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Floridablanca, sitio donde actualmente aún tiene su domicilio, ubicado en la Avenida Bucarica No.21 – Peatonal 16, de la Urbanización Bucarica.

Para finales del mismo año 2001 se adquiere el primer vehículo de intervención rápida por un valor superior a los ciento veinte millones de pesos ($120.000.000.oo), automotor que para ese entonces recibió el nombre de “M-1”.
A partir de allí el crecimiento de la Institución Bomberíl ha sido realmente vertiginoso, pues en la actualidad la antigua sede del Taller Municipal se ha ido transformando en una confortable eficiente Sede Operativa y Administrativa que cuenta con Campo de Entrenamiento, Auditorio, Oficinas, Cubierta Techada para Parqueaderos, Zonas Verdes, Area para la Brigada Canina, Vías Pavimentadas, Cancha Múltiple, entre otras particularidades.

El parque automotor actual está conformado por quince (15) vehículos: uno (01) de reacción inmediata, seis (6) contra-incendio, uno (01) especializado para atención de incendios forestales, dos (02) para transporte de pasajeros, uno (01) de rescate y materiales peligrosos, dos (02) para transporte de agua, un (01) carro escalera para atención de emergencias en alturas con un alcance de 34 metros y una (01) ambulancia.

En la actualidad la Institución Bomberíl cuenta con una estructura orgánica idónea para el cumplimiento de su objeto social con una planta de personal de más de 90 trabajadores, incluido personal administrativo y operativo, y con respaldo legal en estos soportes: Ley 1575 del 2012 –Ley General de Bomberos de Colombia-, Personería Jurídica otorgada mediante Resolución No.5917 del 26 de julio de 1999 expedida por la entonces Secretaría de Gobierno Departamental de Santander –hoy del Interior-; Representación Legal certificada por la Gobernación de Santander e Inscripción de Dignatarios, según Resolución No.5858 de marzo 22 del 2013, en la que se definen estas dignidades en el Consejo de Oficiales con una vigencia de siete (7) años: Ste. Juan Carlos Laiton Moreno como Presidente, Tte. Foción Saavedra Torres como Vicepresidente (Fundador), Ste. José Martín Ortiz como Secretario (Fundador), Ste. Pedro Julio Granados Rodríguez como Vocal (Fundador), Ct. Eduardo Arturo Pacheco Jiménez como Comandante y Representante Legal, y Clemente Jaimes Villamizar como Subcomandante (Fundador).

ESTRUCTURA ORGÁNICA